Las matemáticas no engañan

Ya sé que es de mal gusto decir que vivo en Alcorcón pero como ayer estuvo  en boca de todos por la goleada al Madrid me veo socialmente forzado a hacerlo… No era mi intención, soy rebelde porque el mundo me ha hecho así. Hace un par de años ó tal vez más, al llegar a …