Cuestión de altura

La  semana  feliz;  Llamó  Carla,  llamó  Isa,  llamó  Nuria  y  todo  en  Madrid…  Quizás  piense  el  ingenuo  lector  que  al  haber  tanta  fémina  al  teléfono,  pueda  tratarse  este post  de  algún  bacanal  pero  desgraciadamente,  vuelvo  a  referirme  al  aspecto  laboral. Y no tan desgraciadamente porque llevaba sin trabajar tres días a la semana, ni me acuerdo. El …